La Regla de Oro

La Regla de Oro es un código ético que dice que todos tenemos el derecho de recibir un trato justo, y la responsabilidad de asegurar la justicia para todos.  La Regla de Oro se puede expresar de dos maneras:  “Haz a los demás lo que te gustaría que te hicieran a tí” o “No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a tí”.  O mejor aún:  “Trata a los demás como a ellos les gustaría que los trataras”.

Creo que si todos decidiéramos vivir nuestra vida bajo la Regla de Oro, el mundo sería muy diferente, ya que el tratar a los demás como  nos gustaría que nos trataran a nosotros, o mejor aún, como a ellos les gustaria ser tratados, nos llevaría seguramente a ser felices y a vivir en un mundo feliz.  Si aplicáramos esta regla en todas nuestras interacciones con los demás, con nuestros familiares, vecinos, compañeros de trabajo, y aún con los extraños, ésto haría que los demás se sintieran bien, pero también haría que los demás nos trataran bien.  Además, nos sentiríamos siempre satisfecho(a)s con nosotro(a)s mismo(a)s, con la certeza de que somos  buenas personas.  Y ésto no es algo pequeño, ¡tiene implicaciones enormes!  Por esta razón, te recomiendo que trates de vivir bajo la Regla de Oro, ya que ésto te hará una persona feliz, hará felices a los que están a tu alrededor, y hará la comunidad en donde vives un lugar mejor.

A continuación te doy algunos simples consejos para aplicar la Regla de Oro en tu vida diaria:

-  Practica la empatía.  Trata de ponerte en los zapatos de los demás, de tus seres queridos, tus compañeros de trabajo, o la gente que te encuentras en la calle.  Realmente trata de entenderlos, de manera que puedas sentir lo que es ser ellos, por lo que están atravesando y por qué hacen lo que hacen.

-  Sé compasivo.  Una vez que has entendido a los demás, y sentido por lo que están atravesando, haz algo, aunque sea pequeño, para de alguna manera aliviar su sufrimiento.  Muchas veces una simple sonrisa o un acto de amabilidad pueden ayudar mucho a alguien que está pasando por un momento difícil.

-   La Regla de Oro no quiere decir que deberías tratar a los demás exactamente como te gustaría que ellos te trataran, significa que deberías tratar de imaginarte como les gustaría a ellos que los trataras, y hacerlo.  Así es que cuando te pongas en sus zapatos, pregúntate a tí mismo(a) cómo crees que ellos quieren ser tratados.  Pregúntate a tí mismo(a) cómo te gustaría ser tratado si tú estuvieras en su situación.

-  Sé amable y trata de ser útil.  No te ciegues ante las necesidades y problemas de los demás.  Trata de ayudarlos, aunque no te lo pidan.

-  Escucha a los demás.  A todos nos gusta hablar, pero muy poco(a)s quieren escuchar.  Y todos queremos ser escuchado(a)s.  Así es que tómate el tiempo de realmente escuchar a los demás, en lugar de sólamente esperar tu turno para hablar.

-  Deja atrás los prejuicios.  Todos tenemos prejuicios, ya sea basados en el color de la piel, la estatura, el peso, la edad o el género.  Trata de ver a cada persona como un ser humano individual, con diferentes necesidades y sueños, pero a pesar de esas diferencias, busca lo que tienes en común con esa otra persona.

-  Deja de criticar.  Todos tenemos la tendencia de criticar a los demás, ya sea a personas que conocemos o a los extraños.  Sin embargo, pregúntate a tí mismo(a) si te gustaría ser criticado(a) si estuvieras en su situación.  La respuesta seguramente será “no”.  Así es que, deja de criticar, y aprende a interactuar con los demás de una manera positiva.

- No trates de controlar a los demás.  A nadie le gusta ser controlado.  Créeme.  Así es que no lo hagas.  Esto es algo especialmente difícil, ya que estamos condicionados a controlar a los demás.  Pero cuando sientas la necesidad de controlar, ponte en los zapatos de la otra persona.  ¿A tí te gustaría tener libertad y confianza, o no?  Entonces dále eso a los demás. 

-  Tenemos la tendencia de vengarnos cuando alguien nos trata mal.  Esto es natural.  Pero resiste esa tentación.  La Regla de Oro no se trata de vengarse.  Se trata de tratar a los demás bien, a pesar de como ellos te traten.  ¿Significa eso que debes permitir que los demás te traten mal?  No.  Tienes que hacer valer tus derechos, por supuesto, pero lo puedes hacer tratándolos bien y no vengándote porque ellos te trataron mal antes.

Gandhi dijo “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”.  A menudo vemos esta frase como si aplicara solo para grandes cambios, tales como la pobreza, el racismo y la violencia.  Sí, por supuesto aplica a estas cosas, pero también aplica a cambios pequeños, a todas nuestras interacciones con la gente.  ¿Quisieras que la gente se tratara con más compasión y amabilidad?  Entonces comienza contigo.  Aún cuando el mundo no cambiara, al menos tú si habrás cambiado.

Fíjate en cómo tus acciones afectan a los demás, especialmente cuando comienzas a tratarlos con amabilidad, compasión, respeto, confianza y amor.  Pero también fíjate en cómo te hace sentir este cambio.  ¿Te sientes mejor contigo mismo(a)? ¿Te sientes más feliz?  ¿Te sientes más seguro(a)?  ¿Te sientes más dispuesto(a) a confiar en los demás y en tí mismo(a)?  Estos cambios llegan poco a poco, pero si prestas atención, los notarás, y verás que vale la pena vivir bajo la Regla de Oro.

Comments

  1. MARISELA says

    muy buena reflexion ojala que muy`pronto se vea reflejado en el mundo el amor y respeto hacia nuestra propia persona para asi poder dar a los demas de lo que estamos llenos

  2. GUADALUPE FIGUEROA VALLEJO says

    TODOS LOS TEMAS ME INTERESAN, NO SOLO PARA REFLEXIONARLOS, SINO TAMBIEN PARA TRATAR DE APLICARLOS A LA VIDA DIARIA.
    FELICITACIONES POR SU BUENA LABOR DE LLAGAR A LAS PAERSONAS CON UN MENSAJE DE VIDA SANA

  3. Zuabe says

     esta forma activa de la regla de oro, puede dar margen a la intromisión en la vida de los demás, no creen? a mí me parece más la forma pasiva de la regla de oro, como la del judaísmo y la que encontré en el Tao Te Ching, que es “lo que resulta malo para ti, no lo hagas a los demás” es solo mi opinión. agradezco la oportunidad. chao.ti, no lo hagas a los demás” es solo mi opinión. agradezco la oportunidad. chao.

  4. Hnreyes says

    “TRATA A LOS DEMAS COMO TE GUSTARIA TE TRATEN A TI”,  palabras  filosoficas  muy acertadas,  no me cabe duda de que la mayoria de personas  al leerlas estaran de acurdo, el gran problema del mundo es que  los seres humanos olvidamos muy facilmente,  no quiere decir de que permanezca en nuestra mente  latente la tristeza vivida, el rencor por el mal recibido etc. Pero seria bueno que recordemos las cosas  vividas pensando  en ser mejores cada dia,  que cada dia de nuestras vidas  intentemos ser un poquito mejor, que cada dia  intentemos ser igual que nuestro maestro y guia “DIOS”, nunc lo lograremos pero cuan mas cerca estemos, sera motivo de satisfacion alegria y felicidad. 

  5. miguel says

    Definitivamente, esa es la forma mas práctica de lograr la, tan anhelada paz, que todos soñamos. Pero primero hay que tomar conciencia de la necesidad urgente que tenemos de paz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>